sábado, 7 de abril de 2012


La instalación del Comando Sur en nuestra provincia
Nueva  afrenta a nuestra Soberanía




"Poco a poco se irá reconstruyendo el estatuto del coloniaje, reduciendo a nuestro pueblo a la miseria, frustrando los grandes ideales nacionales y humillándonos en las condiciones de país satélite".
Arturo Jauretche , noviembre de 1955



El reciente anuncio realizado por el Gobernador Capitanich, rodeado por el comandante Edwin Passmore y Jefferson Brown, ministro consejero de la Embajada de los Estados Unidos en Argentina; de permitir la instalación de una base del Comando Sur ene la marco del "Programa de Fortalecimiento del Sistema Provincial de Emergencias", impulsado en su momento por el actual Senador Aníbal Fernández.

Los partes de prensa afirman que este emprendimiento, ubicado en el Aeropuerto Internacional de Resistencia, es el primer Centro de respuesta a emergencias que demandó una inversión de 3 millones de dólares y fue ejecutado a través de la donación de la Embajada de Estados Unidos y su finalidad será realizar campañas de "concientización humanitaria" y de instrucción a la población, para luego en un futuro cercano, establecer tropas para "ayuda humanitaria".

El Comando Sur, tras el disfraz de ayuda “humanitaria” y la lucha contra el “narco-terrorismo”, es el instrumento que ha implementado Estados Unidos para intervenir en Latinoamérica, especialmente en aquellos países donde los gobiernos no están alineados con los dictados de Washington.

La  instalación de esta base en nuestra provincia, corazón del Mercosur, es de orden estratégico, la actividad de esta base no se restringirá únicamente a la “ayuda humanitaria” o intervención de catástrofes, sino que entre otras funciones realizará el monitoreo, inteligencia y vigilancia de las importantes reservas de agua dulce (Acuífero Guaraní), del Petróleo y recursos forestales; la formación y entrenamiento de las fuerzas de seguridad y también, en los casos que amerite, la intervención solapada en la vida política de la región.

La entrega de tierras a capitales Saudíes (principales aliados de EEUU en el Golfo Pérsico) y la instalación de esta base del Comando Sur en nuestra provincia, son las aristas de una política de entrega de nuestra soberanía a intereses foráneos.

¿Por que eligieron nuestra provincia?

No por casualidad se eligió instalar la base en el Aeropuerto Internacional de Resistencia; por que es el único en la zona que es capaz de operar con aviones transporte de carga de gran envergadura como los C-130 Hércules, C-17 Globemaster III y C-5 Galaxy, lo que permitiría un gran y rápido despliegue de fuerzas y equipamiento en la zona.

Días después del anuncio formal del funcionamiento de esta base, Capitanich, anuncio la “guerra frontal” contra el narcotráfico; no hay que descartar que luego de varios papelones como los del operativo “asado blanco”, el Gobernador haya arreglado como parte del paquete, la instalación de la DEA para asesorar y entrenar a la Policía del Chaco, y aprovechando la instalación de un radar para monitorear vuelos ilegales que transportan drogas fronteras adentro de nuestra provincia.

Tal lo informa el sitio web oficial del Comando Sur, la lucha contra el narcotráfico es una de sus funciones para Latinoamérica, como también es pública la articulación con la DEA para cumplimentar estas tareas, en la llamada  fuerza multilateral antidrogas.

El Comando Sur, no necesita en un primer momento desplegar “marines” como burlonamente intenta descalificar el gobernador nuestra sospechas; ellos tienen en su complejo de tecnológico y de comunicaciones su principal ventaja comparativa, es decir en esta etapa con realizar  “tareas de inteligencia, vigilancia y monitoreo” les basta.

Pero, estas son solo algunas de las aristas de esta estrategia de intervención directa, la otra se desarrolla a través de “la sociedad civil” y tiene que ver con el financiamiento de programas y proyecto financiados por la NED (National Endowment for Democracy) o por la USAID (U.S. Agency for International Development), y que usualmente ha financiado a grupos políticos y ONG´s opositores a los gobiernos populares en toda Latinoamérica.

Con la excusa de capacitación, intercambio, cooperación, trabajo bilateral para la ayuda humanitaria, la sanidad y salud pública, emergencias y desastres naturales, derechos humanos, seguridad, lucha contra el narcotráfico y el narcoterrorismo, los instructores del Comando Sur tendrán un trato directo con funcionarios y la población civil de nuestra provincia, permitiendo esto la injerencia en muchos aspectos de la vida cotidiana de nuestra sociedad.

Que ayuda humanitaria nos pueden ofrecer, quienes violando todos los pactos y las convenciones internacionales se inmiscuyen en los asuntos internos de países soberanos, cuando no se apropian por la fuerza de los recursos y riquezas naturales a cualquier precio.

Colombia, Honduras, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Haití, por mencionar algunos países latinoamericanos, que han sido y son victimas de la injerencia directa del Comando Sur del Ejercito de los Estados Unidos violentando su soberanía.

El fuerte espíritu antiimperialista que tiene nuestra sociedad, será el principal escollo que tienen los gobernantes que pretenden hacer de nuestra tierra, un mojón en la política yanqui de lo que estos consideran “su patio trasero”.

A días de un nuevo aniversario del 2 de abril, este anuncio es una nueva afrenta a nuestra soberanía, y muestra nuevamente el doble discurso del kirchnerismo.

Prof. Marcelo Salgado

Coordinador ISEPCI/Chaco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada